{ comuniones }

La comunión de nuestros hijos es uno de los días más especiales de su infancia. Por eso, yo os puedo ayudar a que tengáis un recuerdo inolvidable a la vez que pasamos un buen rato mientras realizo las fotos.


Las sesiones duran unas tres horas y siempre incluyen fotografías en el exterior, para que sean más dinámicas que las que se consiguen en el estudio.