{ premamá }

El embarazo es un momento especial en la vida de una mujer cargado de cambios y emociones. ¿Por qué no plasmarlos en una bonita sesión fotográfica? Ésta se realiza entre las semanas 30 y 35 de embarazo, dura entre una y dos horas y se hace por las tardes en exteriores, utilizando únicamente luz natural. El resultado serán unas fotografías espontáneas y naturales.